Lo que tienes que saber sobre la Tensión Descompensada

Lo que tienes que saber sobre la Tensión Descompensada

INDICE

Lo que tienes que saber sobre la tensión descompensada es que esta condición implica que nuestra presión arterial está alta o baja, es decir, está descompensada al no encontrarse en los niveles que debería. Esta condición suele presentarse con mayor frecuencia en las personas mayores que tienen hipotensión e hipertensión, ya que lo cierto es que el riesgo de padecerla va incrementando con la edad.

Es importante que tengas más información sobre la Tensión Descompensada, ya que esta puede llegar a afectar la forma en la que funciona nuestro cerebro, nuestro corazón e incluso los riñones. Además, puede fomentar que aparezcan algunas enfermedades cardiovasculares, como un infarto, trombosis o hasta un derrame cerebral.

¿Qué es la tensión arterial y por qué es importante?

La presión arterial, también conocida como tensión arterial, básicamente es la fuerza con la que nuestra sangre recorre las arterías de nuestro cuerpo. Esta fuerza se encarga de realizar le envío del oxígeno y de los nutrientes a todos nuestros órganos, motivo por el que la tensión descompensada puede ser un problema grave.

Un detalle importante que debes de tener en cuenta es que existen dos tipos de tensión arterial: la sistólica y la diastólica. Las dos determinan la presión arterial, motivo por el que es importante que te asegures de que no sobrepasen los valores mínimos o máximos. Sobre ellas, debes de saber que la presión sistólica no tiene que subir o bajar de los 120 milímetros de mercurio; mientras que en el caso de la diastólica no puede ser mayor o menor de los 80 mm.

Es decir, los parámetros normales de la tensión arterial están entre los 120/80 mm Hg y los 110/70 mm hg, cuando superan estos valores, se obtiene una tensión más alta; mientras que, si son menores, se tiene una tensión más baja.

todo sobre la tensión descompensada

¿Qué es la tensión descompensada?

La tensión arterial descompensada es un problema que afecta sobre todo a los adultos mayores, la cual se presenta cuando los valores diastólicos y sistólicos no se encuentran dentro de los niveles recomendados. Por lo general, la presión alta, mejor conocida como hipertensión, se encuentra entre los 140/90 mm Hg; mientras que la tensión baja o hipotensión está entre los 90/60 mm Hg.

¿Cuáles son los síntomas de la presión arterial descompensada?

Tal y como hemos mencionado anteriormente, la tensión arterial va aumentando con el pasar de los años, aunque se debe de tener en cuenta que en algunas no se presentan los síntomas de la hipertensión. Por este motivo, es normal que se pueda originar de alguna enfermedad cardiovascular asintomática.

En caso de que la persona presente presión arterial alta, es común que se presenten algunos síntomas como los siguientes:

  • Dificultades para respirar.
  • Dolores de cabeza
  • Hormigueo en las manos y los pies
  • Visión borrosa
  • Acúfeno (zumbidos en los oídos)
  • Sangrados nasales

Por otro lado, en el caso de la presión arterial baja, los síntomas que se pueden llegar a presentar son los siguientes:

  • No tener sed a lo largo del día
  • Visión borrosa
  • Náuseas
  • Vértigo
  • Sensibilidad al frio
  • Falta de concentración

Esto es todo lo que tienes que saber sobre la tensión descompensada y los síntomas que presenta, por lo que ahora tienes más claro cuáles son los problemas que se pueden llegar a presentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes

Categorías